Entrevista

 

 

Dr. Efraín Olszewer

Médico especialista en Medicina Interna y Cardiología. Es el precursor de la práctica de la Medicina Ortomolecular en América Latina. Es director científico y miembro de honor de la SENMO. Ha realizado los Congresos Internacionales de Medicina Ortomolecular más importantes del mundo. Participa en diversos programas de formación en el área de Medicina Ortomolecular, Antienvejecimiento, Medicina Deportiva y Fisioterapia. Es autor de más de 73 libros en el área de la medicina y la salud, así como de numerosas publicaciones en revistas científicas, lo que le ha llevado a ser nombrado Director Científico de la revista Práctica Ortomolecular, de AMBO – Associaçao Medica Brasileira de Práctica Ortomolecular y miembro del consejo editorial de la revista Medicina Personalizada. Es el director científico y profesor de varios cursos de postgrado en FAPES – Fundación de Apoyo a la Pesquisa y Estudio en el Área de la Salud (Brasil). Ponente políglota de carácter internacional y director clínico del centro de Medicina Preventiva de Sao Paulo-Brasil.
1. Dr.  ¿Qué  suplementos considera con efecto pleiotrópicos necesarios en el actual contexto de la pandemia de COVID-19?
Sin duda uno de los factores más importantes en estos momentos en el manejo de pacientes con riesgo de covid 19, que no solo afecta a pacientes mayores, sino a menores edades con mayores tiempos de ingreso hospitalario actualmente, es reforzar el sistema inmunitario, para ello desde el enfoque ortomolecular son varios productos a destacar
Vitamina C entre 500 y 1000 mg
Vitamina D 50000 ui por mes o 1600 ui diarias
Vitamina A que estimula la conversión de linfocitos T a linfocitos B para la producción de anticuerpos 5000 ui dia
Zinc quelado para disminuir su irritabilidad en una dosis de 50 mg dia en una o dos tomas con  funciones similares a las de la vitamina A
A los 30 días agregar cobre para no generar una sobrecarga de zinc
2. ¿Considera que las universidades le dan la carga horaria necesaria a la carrera de medicina con respecto al área de la nutrición?
Históricamente nutrición nunca fue una materia fundamental en la carrera de medicina , es apenas una materia más de poco valor, que no se le dio la importancia que tiene, como médicos fuimos entrenados para prescribir fármacos que mejoren la sintomatología, sin corregir las alteraciones bioquímicas que van a producir estas alteraciones.
El uso de la nutrición para reestablecer la fisiología desde la fisiopatología de las enfermedades, es una herramienta fundamental, hemos tardado más de 100 años, en reconocer que el cáncer tiene involucrados mecanismos metabólicos con la alteración del metabolismo y avidez por el azúcar por parte de estas células, y que vitamina C por su similar estructura a la glucosa, puede actuar como un factor retardando la actividad mitogenica en estas células, e inclusive retardando la angiogénesis  que permita la migración celular a otros sitios (metástasis).
En la época de estudiantes nos hablaban de la vitamina D como una vitamina lipofílica toxica, que debíamos descansar un mes para evitar toxicidad, hoy vemos que se utiliza incluso en dosis desmedida y en forma segura y las sugerencias generales son de 1000 a 2000 ui/día
Es evidente que deben las universidades enfocar la bioquímica desde la comprensión y no desde la memorización, que es inútil en la práctica para aportar solución a este problema.
3.¿ Considera que las sociedades científicas, colegios de médicos y demás organizaciones médicas apoyan en tiempo y forma la suplementación ortomolecular como la formación de los médicos en este enfoque?
Tanto las instituciones como universidades, se mantienen  con una gran lucha entre estas y los conceptos ortomoleculares, creo que el principal problema es la dificultad para la comprensión de la bioquímica, que se memoriza en la universidad para olvidar al otro día del examen, yo creo que no es necesario memorizar todos los ciclos bioquímicos de memoria sino comprenderlos para poderlos aplicarlos.
Por ejemplo el ciclo de la D-ribosa, debemos comprenderla como una herramienta terapéutica en los pacientes con infartos, su utilización en soluciones con insulina para aportar los sustratos necesarios para su recuperación, para esto es necesario tener conocimientos bioquímicos para comprenderlos, por lo que considero que las sociedades médicas comprenderán estos conceptos cuando comprendan la bioquímica humana como una herramienta y no como una necesidad de memorizar y examinarse en la carrera de medicina.
Lo mismo sucede con los corticoides, utilizados para tratamientos  por ejemplo de las  colagenopatias, con destrucción del material óseo consecuente por aumento de la actividad osteoclastica, acelerando procesos de arterioesclerosis con producción de hipertensión arterial consecuente por el aumento del calcio libre proveniente del material óseo, en estos casos el paciente no se queja de dolor, pero estamos iatrogénicamente alterando sus salud que al punto de la probable  fatalidad  en el paciente, se le atribuirá a un efecto adverso de la medicación. Las sociedades deberían pasar de ser sintomatratantes, y pasar a reestablecer un equilibrio fisiológico del funcionamiento  bioquímico y molecular del organismo en general
4. ¿Qué opinión le merece la vitamina D y su  uso como efector farmacológico en el soporte como agonista inmunitario, junto al selenio zinc y  ácido ascórbico o ascorbato sódico?
No veo nada como una necesidad, más si creo que se debe realizar una conducta terapéutica de suplementación nutricional  personalizada según edad, talla, sexo, y otras condiciones particulares, realizando intervenciones que apunten al restablecimiento de la homeostasis, regulando el proceso de envejecimiento como un proceso fisiológico y no patológico.
Por ejemplo en los cuadros de ansiedad no basta con prescribir una benzodiacepina que genera picos de GABA que genera placer que se esfuma y genera adicción, sino estimular la producción endógena de glutamina  y dopamina para reestablecer la bioquímica del organismo.
Aquí reside la importancia de los exámenes de laboratorio para poder reestablecer la homeostasis del organismo con suplementación adecuada y personalizada para cada paciente.
Aunque no soy partidario de la vitamina D como una solución  a todo,  aunque la población mundial tiene un déficit de vitamina D, el objetivo según las carencias de cada paciente, deben ser suplementados para lograr un valor de 40 a 60 ng/ml para su mejor funcionamiento, pero vuelvo a repetir que no es la solución para todo, ni toda patología tiene que ver con el déficit de vitamina D.
Es importante saber que el manejo debe ser por parte de un profesional, dependiendo de las particularidades de los pacientes, dosis excesivas pueden generar  efectos adversos en pacientes susceptibles, en casos de pasar los rangos de concentración plasmática normal que se encuentran entre 40-100 ng/ml en la actualidad.
5. ¿Considera adecuado que a cierta edad, la suplementación nutricional en dosis de efectores farmacológicos no es una opción sino una necesidad que los médicos deban cubrir en sus pacientes. Entendiendo que somos anascorbemicos crónicos por la falta de capacidad de autosintetizar la vitamina C, y que las DDR solo marcan la cantidad de vitamina C necesaria para no morir de una enfermedad carencial, considera que este principio activo debe suplementarse en forma continua en  los pacientes, mas allá de la dosis regular conocida por todos de 1 gr diario pasando a dosis mayores que actúen como efectores farmacológicos
Considero que a día de hoy  pese a no existir riesgo de escorbuto, por la abundancia de alimentos frescos, a excepción de sitios carenciales, teniendo en cuenta la incapacidad enzimática del ser humano para sintetizar la vitamina ce en su propio organismo y la necesidad imperiosa de obtenerla de fuentes externas este nutriente y que la vitamina c es importante en muchas funciones como por ejemplo aumentar la capacidad fagocítica y de migración de las células inmunes, o entre muchas otras  asegurar una estructura metabólica que nos permite funcionar al organismo adecuadamente, en casos de que la alimentación no asegure una dosis optima, y se pueden observar alteraciones del colágeno  endovascular, en pacientes con alto estrés oxidativo (obeso diabético fumadores), se indica desde 500 mg y las debemos elevar  en base a los factores de riesgo de cada paciente en particular, y lo mismo con el resto de nutrientes esenciales.
6. ¿Qué importancia le merecen los estudios genéticos sobre todo de los SNPS y su consecuente influencia en la individualización de las dosis respetando la individualidad bioquímica de los pacientes en la tendencia actual a ejercer una medicina de precisión?
Me encuentro aun en una fase de estudio de todo este tipo de polimorfismos, quiero dejar claro que estos polimorfismos no siempre están en los genes sino en el resto de cromatina no codificante, y que es importante ya que no podemos cambiar la genética, si poder actuar sobre el ambiente modificable o epigenética de  estas expresiones.
La presencia de estos polimorfismos no es igual a enfermedad sino a potencial desarrollo potencial de la misma y nosotros podemos actuar desde la prevención en la modulación epigenética de estos polimorfismos con herramientas de nutrición y de suplementación nutricional adecuada
7.¿ Cómo considera el camino de la formación médica  más adecuado, mientras no exista un reconocimiento de la medicina o nutrición ortomolecular como especialidad oficial ,por lo menos en España, situación que evitaría el intrusismo en este área de la medicina por sanitarios no formados?
Yo no tengo las menores dudas que se generaran cambios en el conocimiento de la enfermedad del paciente, no es posible que a día de hoy se considere una fatalidad la muerte de un paciente oncológico por los efectos adversos de la quimioterapia y no parte de su consecuencia.
Creo que deberíamos seguir como hasta ahora en las universidades a nivel formativo, pero integrando el conocimiento científico  general, muchos pacientes a día de hoy mueren por los efectos adversos de la quimioterapia más que por efectos del tumor, quienes hacen una quimioterapia oncológica clásica  es normal que piensen que esa es solo la solución al problema del paciente, sin ver que en forma complementaria se puede mejorar los tratamientos y ser más compasivos  e integrativos, logrando mejores resultados y calidad de vida de los enfermos.
Tengo la esperanza que las nuevas generaciones logren ver a un paciente como un todo y no como una sección de departamentos, a día de hoy las universidades forman especialistas por departamentos, sin dar la visión general del paciente como un todo, lo que lleva a una extenuante recorrida de especialista por parte de los pacientes comprometiendo incluso su capacidad económica en la búsqueda de un final feliz, que debería iniciarse en la medicina generalista de la cual nos estamos olvidando.
Muchas gracias Dr. por compartir su conocimiento y aportar una presencia de prestigio en nuestra revista de opinión médica digital que deja evidenciar su larga experiencia y curricula siendo un inmenso honor para nosotros
Dr. Fernando Ruger Viarengo
Editor Científico 

Dr. Efrain Olszewer

R. Campevas, 211 – Perdizes, São Paulo – SP, 05016-010, Brasil

Teléfono: +55 11 3862-3000