Entrevista

 

 

  1. ¿Dr. considera que desde la formación universitaria del médico se le da la importancia que realmente tiene y carga horaria necesaria a la salud mental, con respecto a la influencia que esta área tiene en la vida y la felicidad de los pacientes?

 Considero que la formación universitaria sigue orientada hacia una concepción artificial de división entre mente y cuerpo,  o cuerpo y emoción, heredada de las corrientes filosóficas racionalistas de Descartes, a diferencia de las corrientes filosóficas orientales holísticas, que hacen una integración de ambos elementos.

Actualmente en España los programas universitarios en Medicina disponen de dos asignaturas obligatorias en el área de la Salud Mental, Psicología Médica (en el tercer año) y Psiquiatría (en sexto año), ambas cuatrimestrales. En el área específica de la relación médico- paciente, las universidades contemplan asignaturas que abordan dicha relación, siendo éstas optativas.

Es clave que el médico tenga una formación amplia en el campo de la salud mental, para poder abordar de manera integral y eficaz la sintomatología física y psicológica.

  1. ¿Considera que, desde el área de la salud pública, existen servicios organizados para la atención de la salud mental de la población?

Los servicios públicos de salud mental en España no responden de ninguna manera a las necesidades que tiene la población en este ámbito. En España la media de psicólogos por cada cien mil habitantes es de 6, mientras que en los países más desarrollados de Europa la media es de 18 profesionales de la salud mental por cada cien mil habitantes. Desde 2013 no se revisa la estrategia y actualización de los programas nacionales destinados a la salud mental.

Los dispositivos ambulatorios de salud mental atienden principalmente patología mental grave, en su mayoría desde el punto de vista psicofarmacológico. Una de las quejas más frecuentes de los profesionales en estos dispositivos es la falta de tiempo y cantidad de pacientes asignados, que les impide generar un vínculo y un trabajo psicoterapéutico, que supondría una menor necesidad de prescripción de psicofármacos.

  1. ¿Observa en los últimos años un aumento de las conductas adictivas en la población, sea o no a sustancias, como las drogas y comida o bien adicciones sin sustancias como el juego?

Según el Ministerio de Sanidad, las sustancias más conumidas en España son las legales, dándose un aumento del consumo de alcohol y tabaco. El 77,2 % de los encuestados en 2019 afirma haber consumido aclochol, frente al 75,2%, en 2017/2018. En relación al tabaco, en 2019 el porcentaje de población fue de un 39,4%, respecto al 40,9% en 2017/2018.

El cannabis es la droga ilegal más consumida: 10,5% en 2019/2020, frente al 11% en 2017/2018, seguida de la cocaína en polvo y/o base con un 2,5% en 2019, frente al 2,2% en 2017/2018.

En relación a adicciones sin sustancias, en 2019/2020 hay un uso compulsivo de internet en un 3,7% de la población entre 15 y 64 años, frente a un 2,9% en 2017/2018.

Respecto al juego online, el 6,7% de la población entre 15 y 64 años refiere haber jugado con dinero online en el último año, respecto al 3,5% en 2017/2018.

  1. ¿En los últimos meses de pandemia han notado un agravamiento de estas conductas y trastornos?

En el periodo del confinamiento por el COVID-19 hemos observado un aumento significativo de conductas adictivas, en relación al uso de internet y los video juegos, especialmente, en jóvenes.

En relación a sustancias, hemos observado un aumento de solicitud de consulta por consumo de cannabis, manteniéndose el motivo de consulta por consumo de alcohol y cocaína.

  1. ¿Cuáles son las bases donde se centra el tratamiento desde el enfoque de su especialidad?

Los fundamentos teóricos en los que esta basado el tratamiento en ITAD se realizan bajo el Modelo Sistémico fundado hace más de 70 años por Bateson, Whitaker, Watzlawick,Jackson y Satir, entre otros.

Desde la Terapia Familiar Sistémica integramos individuo, familia, pareja, y relaciones significativas al tratamiento, como aspecto clave para la interrupción del consumo, el mantenimiento de la abstinencia, y la adherencia al tratamiento. Consideramos fundamental esta mirada sistémica relacional para la comprensión y resolución de problemas familiares no resueltos, originados, desencadenados o agravados por la adicción.

ITAD, con un recorrido de más de 30 años, fue pionero en la aplicación del modelo sistémico al campo de las adicciones.

El tratamiento que aplicamos se puede esquematizar en tres fases: primera, desintoxicación ambulatoria, en la que hay una prescripción de psicofármacos, en caso necesario, y un acompañamiento familiar, como requisito fundamental. La segunda etapa consiste en la deshabituación, que incluye terapia individual, de pareja o familiar (según el caso), y terapia grupal, con el objetivo de abordar toda la problemática relacional en la que está “inscrita” la adicción. La tercera etapa, denominada “seguimiento”, clave para asegurar una abstinencia a largo plazo.

En casos graves, en los que no es posible una intervención ambulatoria, se lleva a cabo una derivación a un centro en régimen de ingreso, bien para desintoxicación o media estancia.

Desde este enfoque se construye una nueva narrativa de lo sucedido, con vínculos relacionales más sanos, estimulación de nuevos intereses, y un estilo de vida más saludable.

  1. ¿Realizan desde ITAD formación para médicos y personal de salud en estas técnicas, notan un aumento de los profesionales de la salud en esta área, reflejados por el aumento de la demanda de los propios pacientes?

Desde hace más de 20 años, impartimos el “Máster en Terapia Familiar Sistémica”, dirigido a profesionales del campo de la salud, como médicos y psicólogos. En dicho máster, hay una especialización en el campo de las adicciones.

  1. ¿Existe algún abordaje integrativo desde los neuronutrientes y cognotropicos que mejoran estos trastornos, junto a vuestras técnicas?

De momento es un campo en el cual no nos hemos desarrollados, estamos abiertos a lo integrativo en el campo psíquico y físico a todos los niveles.

  1. ¿Estadísticamente, qué porcentaje se recupera y en qué tiempo medio desde vuestro abordaje, teniendo en cuenta que este tipo de trastornos deben tener un seguimiento de por vida y mantener por parte del paciente las alarmas de recaída en constante alerta?

Los tratamientos que se realizan en ITAD en el campo de las adicciones tienen una duración intensiva de un año aproximadamente, con un seguimiento de 5 años, ya que la prevención de recaídas en estos tratamiento, tanto en el corto, medio como largo plazo, es un aspecto clave para el mantenimiento de la abstinencia.

https://itadsistemica.com/

Calle San Agustín 7, 1º Ext Derecha, 28014 Madrid

info@itadsistemica.com91 429 94 00